gruas-de-pluma-para-interiores-como-solucion-a-operaciones-industriales

El mantenimiento y reparación adecuada de las grúas de pluma es esencial para su funcionamiento seguro, eficiente y en óptimas condiciones. Todas las partes, mecanismos y accesorios de las grúas deben ser inspeccionados adecuadamente por personal certificado al menos cada año o el número de horas de uso determinado por cada fabricante.

Además del mantenimiento periódico, los operadores y trabajadores deben estar atentos a señales de falla o daños en los equipos y, en caso de identificar algunos de los problemas que comentaremos a continuación, deben realizar un mantenimiento a la brevedad.

Deterioro excesivo

Las grietas, distorsión o el desgaste visible en los componentes de la grúa, como la pluma, el cable de acero, el gancho, motor, entre otros, pueden comprometer la seguridad y el rendimiento de la grúa. Las inspecciones visuales diarias son la mejor forma de identificar estos problemas y los operadores son los encargados de realizarla antes de iniciar operaciones y, en caso de identificarlas, notificar al personal capacitado para realizar el mantenimiento correspondiente.

Superficies brillantes en las partes móviles

Las superficies brillantes en las partes móviles representan un signo de abrasión o desgaste excesivo provocado por la fricción natural de las operaciones. El cable de acero, las juntas y otras partes móviles son susceptibles a la abrasión, que si bien se acumula lentamente, a largo plazo puede representar un riesgo.

Corrosión en las grúas industriales en Querétaro

La corrosión puede provocar la pérdida de resistencia y comprometer la integridad de los componentes. Prácticamente toda la grúa es susceptible a la corrosión, al estar hecha de acero, aunque los pernos, remaches y otros partes diseñadas para sujetar las piezas son las más susceptibles, así como la estructura de la pluma y el cable de acero, que deben inspeccionarse de manera periódica.

Motores con fugas

Tanto los motores de combustión (gas o diésel) como los eléctricos deben ser inspeccionados de manera periódica, ya que pueden tener fugas que provocarían incendios o daños por sobrecalentamiento. En caso de detectarlas, reparen los equipos antes de iniciar operaciones.

Mangueras con fugas

Muchas grúas cuentan con mangueras, ya sea para el sistema hidráulico, neumático o puntos que están presurizados; estas y sus accesorios deben inspeccionarse periódicamente en búsqueda de alguna fuga o posibles daños que puedan afectar su funcionamiento.

Si han identificado cualquiera de estos problemas, son señales de que deben realizar un mantenimiento y reparaciones de las grúas a la brevedad. En Grúas Zube contamos con profesionales técnicos que pueden asesorarlos y brindar mantenimiento a las grúas de plataforma, de pluma, grúas articuladas, entre otras que conforman nuestro catálogo para mantenerlas siempre en óptimas condiciones. Pará más información, los invitamos a comunicarse con nuestro personal vía telefónica al (442) 254 6667 y (442) 265 5084 y al WhatsApp (442) 315 7948.